Pezones umbilicados

Publicado el 08/01/2018

Cirugía para corregir pezones invertidos

Aunque todos los cuerpos son diferentes, los pezones femeninos normalmente miden 1 centímetro de largo y 1 de ancho y sobresalen de la areola cuando hace frio o cuando son estimulados. En el caso de los pezones invertidos ocurre todo lo contrario, estos se encuentran hacia adentro y tienen la forma de un pequeño ombligo, razón por la cual también se conocen como pezones umbilicados.

En la mayoría de casos, esta anomalía que puede afectar a uno o a los dos pezones está asociada a factores hereditarios y suele manifestarse en la pubertad cuando las mamas empiezan a desarrollarse. Cuando la inversión de los pezones se presenta después de la pubertad, esta puede estar relacionada a infecciones como la mastitis o a enfermedades malignas como el cáncer.

Tipos de pezones invertidos:

Tipo 1– El pezón sobresale fácilmente cuando hay cambios de temperatura o estimulación.

Tipo 2– El pezón únicamente sobresale con estimulación y vuelve a retraerse después de hacerlo.

En los tipo de pezón 1 y 2 se pueden cortar únicamente los tractos fibrosos sin afectar los conductos galactóforos o conductos mamarios, pero la malformación puede reaparecer con el tiempo.

Tipo 3– El pezón no sobresale bajo ningún estímulo.

Para corregir de forma efectiva los pezones invertidos o umbilicados tipo 3 se libera el pezón anclado fijándolo con puntos externos para evitar que vuelva a retraerse. En este caso, es necesario eliminar los conductos mamarios.

Con esta cirugía ambulatoria, no solo corregiremos la malformación sino que le daremos al pecho un aspecto más natural.

Si estás interesad@, solicita más información haciendo clic aquí o comunícate al teléfono: 633 52 66 92.

Cirugía mamas y pezones

Los comentarios están cerrados.