Cirugía plástica

Cirugía íntima

Cirugía íntima (cirugía estética de los genitales externos femeninos y masculinos)

Cada vez más se entiende la belleza del cuerpo de una manera total. Eso significa que una zona tan denostada como son los genitales externos, adquieren en nuestros días una relevancia que está al nivel de otras zonas clásicas en la estética, como la cara o las mamas. La salud sexual de nuestros pacientes está muy ligada a una morfología debido al contexto social y cultural de nuestra población.

Esto ha hecho que los cirujanos plásticos desarrollemos técnicas antes inexistentes o implementemos las ya existentes. Es por tanto un campo relativamente nuevo en la cirugía estética, pero no por ello menos importante ni con peores resultados.

Desde el los inicios del hombre como animal social, su virilidad y capacidad de relación sexual, está íntimamente ligada a sus genitales externos. Los hombres satisfechos con esta parte de su anatomía tienen más confianza en sí mismos y una autoestima más alta.

Con estas técnicas se benefician tanto nuestros pacientes mujeres como hombres.

¿Cuáles son los tratamientos más demandados?

En el caso de las mujeres:

  • Ninfoplastia o cirugía plástica de los labios menores
  • Clitoroplastia
  • Liposucción del Monte de Venus
  • Lipofilling o injerto graso en labios mayores que han perdido el volumen
  • Estrechamiento vaginal tras dilataciones excesivas como en partos naturales.

En el caso de los hombres:

  • Alargamiento/engrosamiento de pene
  • Corrección de desviaciones o curvaturas del pene
  • Pene enterrado
  • Hipospadias/Epispadias
  • Fimosis
  • Frenillo corto
  • Ausencia testicular
1. Preparación:

Se realizará un estudio previo del paciente y se entregará toda la información del tratamiento. El cirujano atenderá a todas las dudas.

2. Intervención

En el caso de la cirugía íntima genital femenina, la técnica más habitual es la ninfoplastia (reducción del tamaño de los labios menores mediante una serie de “colgajos” de estas estructuras que no es más que transformar este tejido en “piezas de puzzle” para retirar las que sobran pero mantener la forma estéticamente correcta con menor tamaño y manteniendo el máximo de sensibilidad). En ocasiones s epuede combinar este tratamiento con la clitoroplastia (reducción del “capuchón” del clítoris). También cabe destacar el lipofilling o relleno de grasa de los labios mayores, el estrechamiento vaginal (eliminando el exceso de mucosa debido a los partos). Soluciones que mejoran la calidad de las relaciones sexuales en las mujeres.

En relación a la cirugía íntima genital masculina, destacaríamos el alargamiento/engrosamiento del pene. Consiste en elongar el pene, aumentar su diámetro y corregir defectos como el frenillo corto o un exceso de piel a nivel del prepucio. El alargamiento se realiza sin cicatrices visibles y consiste en la liberación parcial de los ligamentos que retiene a este órgano a nivel del pubis. Para conseguir un aumento en su grosor, utilizamos, de manera novedosa y con excelentes resultados, materiales sintéticos biocompatibles en forma de lámina, así como injertos de grasa del propio paciente. Las inyecciones de grasa pueden repetirse si no se ha alcanzado el diámetro deseado pasado un tiempo relativo debido a que la grasa tiende a reabsorberse en los primeros 6 meses postoperatorios. En el caso del pene enterrado, éste queda escondido por la piel del pubis, provocado por una circuncisión agresiva, un exceso de grasa o una obesidad severa. La cirugía consiste en la extracción del exceso de grasa acumulada a través de unas cánulas. Las cicatrices son muy pequeñas y suelen quedar disimuladas por el vello púbico.

La curvatura es una malformación del pene que consiste en la incurvación del miembro en erección en cualquier dirección. La cirugía depende de la gravedad de la incurvación y de cada caso. También se realizan intervenciones para el hipospadias y el epispadias, un defecto en la uretra ya que no está situada en su lugar. La solución a la fimosis también es muy común en esta fase de tratamientos, del mismo modo que un frenillo corto o implantes testiculares a los que presentan alguna extirpación. El material de las prótesis es generalmente de silicona, lo que le da un tamaño y aspecto similar a un testículo normal. Otros: reversión de la vasectomía. El éxito de la cirugía supone la presencia de espermatozoides viables en el eyaculado a los 2 o 3 meses de la cirugía. Todas las intervenciones se pueden realizar con anestesia local más sedación.

3. Post-intervención

Tras una intervención de las ya mencionadas se recomienda una higiene de la zona y sobretodo una abstinencia en cuanto a relaciones sexuales. El cirujano dará el detalle de todos los consejos del post-operatorio. La zona genital debido a sus tejidos sufre un proceso inflamatorio importante. Además el hecho de estar ubicada en el centro del cuerpo favorece la retención de líquido al deambular y, sobretodo, al sentarnos. Los resultados son variables en función del género (mujer u hombre) y de la técnica utilizada. En el caso de la Ninfoplastia o cirugía de los labios menores, la recuperación y los resultados suelen ser estables a las 3 semanas. El Dr. García Paricio recomienda compresas con manzanilla fría los primeros 14 días para modular la inflamación y como potente astringente. No se podrán mantener relaciones durante 3 semanas. La ventaja de los tejidos de la zona genital es que su cicatrización suele ser excelente, lo que proporciona un nivel de secuelas visibles mínimo tras su curación. El Dr García Paricio forma parte del equipo organizador del único curso internacional en cirugía estética genital femenina y masculina realizado actualmente en el Mundo. Este curso se imparte cada 2 años en el Centro Médico Teknon y está dirigido por el prestigioso Dr. Ramón Vila Rovira.

ingreso

Ingreso en Clínica
máximo 1 noche

duracion

Duración del tratamiento
dependerá de cada tratamiento

recuperacion

Recuperación
4 semanas para recuperar la sensibilidad de la zona

Solicitar más información

Preguntas frecuentes

¿A qué edad es aconsejable operarse?

Generalmente todas las intervenciones estéticas pueden efectuarse después de la adolescencia. El caso de la cirugía íntima no es una excepción. Evidentemente, se requerirá de una autorización de los tutores en casos de menores de edad. Y siempre aportando una gran cantidad de información entendible y concisa, además, y esta es nuestra filosofía, recomendando tomar la decisión en la mayoría de edad.

¿La operación tiene alguna contraindicación?

En todas las intervenciones se realizan una serie de pruebas preoperatorias que, junto con el historial clínico, permitirán detectar si existe alguna contraindicación.

¿Cuántos centímetros puedo aumentar mi miembro en el caso del alargamiento de pene?

En general se consigue 2 ó 3 centímetros en estado de reposo. El engrosamiento consigue aumentar el diámetro en 1 ó 2 cm

¿Cuándo puedo volver a tener relaciones sexuales después de una intervención?

Dependiendo de la cirugía, entre dos semanas y un mes como mínimo para evitar molestias o empeorar el proceso inflamatorio inicial.

¿Cuándo puedo volver a trabajar?

En general se puede volver a trabajar con molestias mínimas en 15 días, dependiendo también del tipo de intervención.

¿Se necesitará algún tipo de medicación antes y después de la intervención?

Es importantísimo que el cirujano esté informado de toda la medicación que el paciente tome antes de la operación ya que algunos medicamentos podrían ser incompatibles con la aplicación de la anestesia. En estos casos, tanto el cirujano como el anestesista le indicarán la pauta a seguir. La Aspirina (ácido acetilsalicílico) puede provocar problemas de coagulación y consecuentemente hemorragias.

¿Se puede utilizar algún cosmético para ayudar a que las cicatrices mejoren?

Hay que tener en cuenta que la cicatrización y resultado final depende de varios factores personales y de cada piel. No obstante, existen diversos tratamientos cosméticos que ayudan a que la cicatrización sea rápida y las marcas las mínimas. El cirujano recomendará lo más adecuado para cada caso particular. El cuidado de la piel antes y después de la operación influirá en el resultado final del aspecto de las cicatrices. Su calidad, la edad, el drenaje, la compresión de la zona y la cosmética son otros factores que ayudan a conseguir una mejoría.

Solicitar más información

¿Cómo prefiere que le asesoremos?

Enviar