Cirugía plástica

BRAZILIAN BUTT

BRAZILIAN BUTT,
el aumento/elevación de glúteos con grasa propia.

El aumento/elevación de los glúteos es el tratamiento más popular de los últimos años. El cirujano plástico brasileño, Ivo Pitanguy, lo puso de moda en el año 2015 y un año después, más de 320.000 mujeres ya que se habían realizado lo que hoy se conoce como “Brazilian Butt”. Una intervención que permite aumentar y elevar la zona de las nalgas de una manera inmediata y cumplir así con el canon de belleza para muchas de las mujeres del siglo XXI.

Para la práctica de este tipo de tratamiento se conocen diferentes técnicas, como por ejemplo el uso de implantes de silicona. Sin embargo, el Dr. García Paricio, del mismo modo que ocurre con otros tratamientos de cirugía plástica, se basa en el “método brasileño” y que consiste en utilizar la grasa de la propia paciente. Grasa transferida desde otras zonas del cuerpo que garantiza un resultado más natural.

En la intervención de Brazilian Butt utilizamos la técnica que permite utilizar grasa propia lo que garantiza un mejor resultado y de manera indefinida, sin necesidad de utilizar implantes
1. Preparación:

El cirujano plástico realizará un estudio previo de la paciente para conocer sus condiciones para la intervención. Teniendo en cuenta que se trabajará con la propia grasa de la paciente, el doctor analizará previamente las zonas dónde se realizará una liposucción para retirar esta grasa: la zona abdominal, caderas o muslos. La calidad de la piel será la clave en este análisis. Cabe destacar que en todo momento se buscará el equilibrio y se recomendará a la paciente la mejor opción, de acuerdo a sus objetivos y posibilidades. Es un tratamiento dual, lo que significa que mejoran no sólo los glúteos sino también aquellas zonas de las que se extrae la grasa.

2. Intervención

Para este tipo de intervención se procederá con una anestesia general superficial. Lo primero que se realizará es la extracción de la grasa corporal de las zonas que anteriormente se han señalado con mayor acumulación. La técnica utilizada será la lipoescultura de baja presión, ya que las liposucciones basadas en ultrasonidos y/o láser pueden dañar la grasa. Esta grasa deberá depurarse y prepararse para la transferencia. El siguiente paso consistirá en la inyección de grasa en la zona de las nalgas mediante cánulas de pequeño diámetro y diferentes formas. Es muy importante el diseño previo sobre la piel del nuevo glúteo. La zona glútea será la receptora de esta grasa que aumentará de volumen en las zonas diseñadas y de acuerdo con el volumen deseado permitiendo obtener una elevación volumétrica.

3. Post-intervención

Se trata de una operación inmediata, por lo que en poco tiempo el paciente podrá recibir el alta médica. Sin embargo, se deberán mantener los apósitos hasta la siguiente cura (una semana después de la operación). Asimismo, será de suma importancia el cumplimiento del tratamiento que será recetado por parte del doctor para evitar las posibles incomodidades y complicaciones propias de cualquier post operatorio. El Dr. García Paricio recomendará el uso de un cojín médico muy útil para facilitar el sentarse en sillas, sofas, etc., sin que el injerto de grasa se vea afectado por la presión. El resultado ha satisfecho a todas nuestras pacientes por su naturalidad, inmediatez (en un mes se observan perfectamente los resultados) y la posibilidad de esculpir y mejorar las zonas del cuerpo de las que se obtiene la propia grasa.

ingreso

Ingreso en Clínica
1 noche

duracion

Duración del tratamiento
2-3 h

recuperacion

Recuperación
10-15 días

Solicitar más información

Solicitar más información

¿Cómo prefiere que le asesoremos?

Enviar