Conoce DIEP: reconstrucción mamaria sin implantes

Publicado el 08/02/2017

Quizás algunos de vosotros ya lo conozcáis, especialmente los más entendidos en esta disciplina, sin embargo todavía son muchas las mujeres que desconocen este tipo de tratamiento en reconstrucción de la mama. Antes de entrar en materia y explicar detalladamente en qué consiste, es muy importante resaltar uno de los últimos datos ofrecidos por la SECPRE: actualmente cerca de un 60% de las mujeres a las que se ha realizado una mastectomía, NO solicitan una reconstrucción de la mama. Un dato muy relevante y que sorprende a los expertos teniendo en cuenta los excelentes resultados de una reconstrucción de la mama. En este sentido, la mayoría coinciden en que la causa principal es la falta de información sobre este tratamiento así como los prejuicios que pueden existir sobre el mismo. Hoy vamos a explicar al detalle este tratamiento para que muchas de las mujeres que sufren una extirpación de la mama puedan optar a una reconstrucción inmediata. Hoy hablamos del DIEP (Deep Inferior Epigastric Perforator).

Si echamos la vista atrás y vemos la evolución de la cirugía plástica en este campo, observamos que la técnica en la reconstrucción de la mama en nuestro país ha evolucionado considerablemente. A día de hoy existen nuevos tratamientos que como el DIEP permiten la óptima recuperación del pecho sin necesidad de utilizar implantes, algo que sorprende a muchas mujeres. Y es que con el único uso del tejido y piel de la propia paciente, conseguimos recuperar la forma y tacto del pecho. Un tejido que se extrae de la zona inferior del abdomen, sin necesidad de destruir músculo, y que se conoce popularmente como “colgajo”. ¿El resultado? Un pecho más natural, pues el tamaño se adapta perfectamente a los cambios del cuerpo de la mujer en adelante.

¿Cómo se lleva a cabo esta intervención?

El cirujano plástico, en este caso el Dr. Garcia Paricio, realiza una pequeña cirugía vascular para enlazar venas y arterias entre el tejido que se ha extraído y la zona del pecho dónde ahora irá implantado. Una cirugía minuciosa con unos resultados excelentes, según el feedback de algunas de las pacientes. Uno de los mayores retos en este tipo de intervención es insistir en la necesidad de llevar a cabo este tipo de operación en quirófano, en el momento que la paciente es intervenida para una mastectomía. El motivo principal es reducir las horas en quirófano con dos intervenciones en 1 y sobretodo minimizar el impacto psicológico que puede sufrir la paciente tras ver la ausencia de uno o dos pechos. De esta manera, conseguimos recuperar la forma de manera inmediata. Poco a poco este proceso va siendo posible, pero todavía hay mucho por hacer. Desde aquí hacemos un llamamiento para que los cirujanos plásticos con especialidad en reconstrucción mamaria puedan intervenir de manera inmediata en estos proceso. Muchas gracias